sábado, 30 de octubre de 2010

Algunos días de octubre...y de septiembre

Hola, realmente estas fotos y las próximas son de unos días a finales de septiembre.

Los cumpleaños hechos a mano tienen mucho valor, los niños se llevan "cositas" hechas con mucho amor. En un cumpleaños en septiembre con el tema de la pintura mis cuatro hijos recibieron un delantal cosido por la mamá y decorado por sus niños. Me fascinaron y a los nenes tambien.  Les voy a tener que tomar foto de cerca. Ahora estoy un poco más tranquila con respecto a los embarres.


Después de tantos días de lluvia escampó un poquito y salimos a caminar una mañana.






Llevo brincando esta quebrada con mis botas de vaquero desde que tenía 7 años. Siempre me ha gustado, tiene un encanto.





Ahora mis cuatro tesoros y mi esposo la disfrutan.




Mi hermano Leo, el actor, sigan orando por él por favor.

En estos días los nenes disfrutan de hacer oraciones sin sentido, jugamos memoria y romicub?
Sé que hay alguien esperando la receta del challah, no se me ha olvidado, muy pronto.

viernes, 29 de octubre de 2010

Mi cumple- parte II y otro día de palmas

Luego del almuercito en casa de mis papás y cantarme, nos fuimos a ver a Ballets de San Juan en el Conservatorio de Música, gracias a un proyecto que se llama Arte Santurce. En la foto arriba pueden ver a Andanza.

Tambien vimos a estos fabulosos mimos,se llamaban algo de la luz? (se los debo, vale la pena saber como se llaman)


Estos dos payasos en la tarima al aire libre son de Teatro Coribantes y representaron muy graciosamente la fábula de la liebre y la tortuga. Había sillas suficientes pero la gramita se veía tentadora.



Así pasamos la tarde en medio de muchos edificios en Santurce, bajo un sol calientito especialmente cuando llegamos y un ambiente muy agradable. Los invito a que revisen su sitio: http://www.artesanturce.net/ para más información de las próximas actividades, son gratuitas.




Aprovecho para poner fotos de todo lo que vimos al tumbar los cocos. Claro que tomamos agua de coco,


comimos coco, jugamos con unas partes de la palma que por lo general no tenemos oportunidad ni de tocar. Estos "proyectiles" verdes pesaban mucho, eran densos y al abrirlos estaban llenos de lo que sería las flores y los frutos en un futuro.


En esta foto ya habían tumbado dos de las cinco palmas, todavía van a quedar dos más que aún tienen un tamaño controlable y para tumbarlas no habría problema de espacio,

Aquí jugando con las pencas, intentando ver como será que se hacen las canastas.(trabajo inconcluso)
Pero que bonito se vé el tejido.

Nos vemos pronto y aprovecho para mandar un cariñoso saludo a mi querida familia, la que vive en Colombia. Para los que no me conocen, nací y me crié aquí en Puerto Rico, de madre puertorriqueña también y padre colombiano. Como siempre tenemos familia en muchas partes del mundo pues tambien aprovecho para enviar un abrazo a C y A de Argentina, a todos los de Bolivia, Mar, Gin, Mo, Pa de Florida, a P en Hawaii, G en Italia, a la G en España y a todos ustedes en donde quiera que estén, un cariñoso saludo.

lunes, 25 de octubre de 2010

Mi cumple- parte I

Igual que aquella foto de la cocina, este cuarto está de madre como dijo Marixsa en un comentario. Pero tiene una buena razón para estarlo. Pusimos todas las sillas del comedor y algunas cositas de la sala aquí porque parte de mi regalo de cumple fue pintar el techo de la sala comedor y cocina que se veían bastante feo. La condensación había despegado la pintura en algunas áreas y se estaba escascarando. Yo aproveché y limpié las lámparas y otras cositas. (Fijándome bien, esta foto lo único que tiene fuera de lugar es esa silla y que la cama no tiene sábanas, pero bueno ya está) Los niños jugaron a doctor, bueno más bien a vestir a la Giu de doctora y ella feliz.


Ahora sí se ven las sillas, pero fíjense mejor en esa colección hermosa de pequeñas acuarelas que me he "ganado" con los años. La mayoría son hechas por mi esposo pero tambien tenemos de otras personas. Otro día les hago un paseo por los cuadros de mi casa. Y por el techo de la sala-comedor y cocina. 

En la mañana habían unos regalos hermosamente decorados por mis hijos (olvidé tomar las fotos antes de abrirlos).Pero vean las obras de mis pequeños y no tan pequeño artista.

Yo soy la de la izquierda con Javier viendo a Esteban metiendo gol, tremendo dibujo de acción por Esteban.


Hermosa obra de Clara Inés

Una bella tarjeta por Marcos, inspirado en una obrita en la que Javier ha estado trabajando.

Obra de mi querido esposo Javier, nosotros viendo como nos molían el café en una hacienda en Jayuya.
La Clara modelando mis sandalias nuevas.

Esto es triste pero había que hacerlo. Tenemos, teníamos cinco palmas de coco frente a nuestra casa y por segunda vez le cayó un cocotazo al carro, rompiendo el cristal. Gracias a Dios el cocotazo fue al carro y no a alguno de mis hijos. Justo el día de mi cumple decidieron tumbar las palmas, que acabó siendo solo una pues fue un trabajo bien duro. Gracias Papi. El matemático con sus vectores pudo tumbar esta palma sin tumbar todos los cables eléctricos.

Javier halaba poco a poco la soga que habían amarrado (lo más alto que pudieron con una escalera) a la palma.

Extraño ese sonido de playa y su sombra danzante. Pero basta de lloriqueos ahora estoy segura que no habrán cocotazos.

Como sabía que en algún momento este momento llegaría, hace unos años sembramos un ausubo que está creciendo de maravilla (entre el tuco de la palma cortada y la próxima palma)

Coquitos y flores.

Mi mamá nos hizo un rico almuercito bien puertorro: arroz con pollo, habichuelas colorás, tostones y ensalada verde. Me cantaron con el bizcocho triple chocolate que Javier y los nenes me compraron...

y con helado, mmmm